¿Qué te importa?

TOMA ACCIÓN CON LAS COSAS QUE TE IMPORTAN Y TENDRÁS UNA VIDA AUTÉNTICA, CON MÁS PROPÓSITO Y FELICIDAD

Nuestra mente, en su eterno afán de protegernos, le presta mucho más atención a lo que puede acabar mal que a lo que nos va bien. Nacemos con la preocupación programada en nuestro ADN. Pero para poder crear nuestra mejor vida necesitamos prestar atención a nuestras fortalezas, a lo que nos llena de bienestar y nos hace sentir vivos. Lo que verdaderamente nos importa. Llamémosle nuestros valores.

Una manera de ir explorando lo que valoramos es mirar y apuntar lo que nos hace sentir feliz, lo que nos da orgullo, lo que nos da un sentido de plenitud y satisfacción y también las fortalezas innatas que traemos al juego. Te invito a experimentar con el ejercicio que voy a describir y ver qué te dice de ti. Armado con una idea clara de lo que valoras puedes alinear tus acciones con tus intenciones y crear los resultados que quieres en tu vida y en el mundo. Un beneficio secundario de este ejercicio es que te pondrá una sonrisa en la cara.

1- Apunta cinco momentos en que te hayas sentido especialmente feliz. Si no puedes recordar cinco, presta atención durante la próxima semana y apunta los momentos felices. Abajo de cada situación anota los elementos que contribuyeron al momento.

2- Escribe cinco ocasiones en que te hayas sentido orgulloso de algo que hiciste. Debajo, haz una lista de lo que contribuyó al sentimiento.

3- Anota cinco situaciones que te hayan dado un sentimiento de estar plenamente vivo y escribe abajo los elementos que crearon la situación.

4- Apunta cinco momentos de flujo, donde hayas estado tan envuelto en algo que pierdes el sentido del tiempo y de ti mismo. Abajo de cada situación anota los elementos que contribuyeron al momento.

5- Anota tus cinco fortalezas mayores. Además de lo que observes de ti mismo, puedes preguntar a familiares, amigos y colegas. Si quieres hacerte una evaluación gratuita de tus fortalezas ve aquí.

Ahora toma lo que aprendiste haciendo tus listas y apunta por lo menos cinco cosas que valoras. Imprime esta lista de valores  y pon una marca al lado de cada uno que tenga afinidad con lo que aprendiste en el ejercicio. Añade cualquier otro que no esté en la lista pero que te sea importante. Une los que marcaste a tu otra lista y pon una marca al lado de tus valores más importantes.

Ahí está. Ahora estás más más claro sobre tu norte. Mientras más integradas estén tus acciones con tus valores, más real y lleno te sentirás. Cuando estés haciendo algo o estés frente a una decisión, pregúntate, “¿De qué manera se alinea esto con lo que verdaderamente me es importante?” Si estás listo para tomar acción con las contestaciones que recibas de ti mismo, estarás encaminado a una vida auténtica, con más propósito y felicidad. Una vida con integridad.

¿Te gustó este artículo? Suscríbete a mi newsletter y recibe más.

[yikes-mailchimp form=”1″]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.